ATENCIÓN: UN SILENCIO QUE PREOCUPA

octubre 24, 2017 § Deja un comentario

Passport dominicano articulo

Nos resulta preocupante una situación que se está dando en muchos de nuestros consulados y embajadas, que están llamados a ser la defensa y representación de la diáspora fuera de nuestras tierras; y que en ocasiones, como reflejo del caos administrativo del presente Gobierno peledeísta, están prestando un flaco “servicio” a la comunidad de criollos en el extranjero.

Nos referimos específicamente al cobro excesivo de muchos de los servicios que requerimos los que estamos fuera del país, y que estamos obligados (ya que no hay quién nos defienda), a pagar a cualquier costo dichas transacciones en estos consulados, pues de lo contrario estaríamos imposibilitados de ejercer nuestros deberes o derechos en tierras extranjeras.

Se ha registrado en algunas oficinas consulares el alto costo de la expedición de un pasaporte, por encima de lo normal o general, que es de 10, 15 o 20 euros; llegándose a cobrar hasta 187 euros; situación que, como ya hemos indicado, no parece tener dolientes oficiales que nos defiendan.

Me comentaba un compatriota nuestro, Teófilo Medina Duval, residente en Barcelona: “Perdí mi pasaporte por segunda ocasión, al solicitarlo nuevamente tuve que pagar 187 €”. Como él ¿Cuántos más estarán viviendo similar situación, sin que nadie los defienda? Incluso, se ha contactado que en algunos consulados, la espera para la entrega de pasaportes por renovación y/o pérdida es hasta de dos meses y medio. Una situación insoportable, e innecesaria, por demás. Y para colmo, precios desorbitados, poca eficiencia y eficacia. Lo peor de todo, es que las jugosas recaudaciones que consiguen estos consulados no se invierten en la diáspora dominicana.

euro-banknotes pagosOtra problemática que enfrentamos en estas oficinas consulares, llamadas a dar el mejor de los servicios a los dominicanos, me surge a modo de preguntas: ¿Por qué razón en muchos de estos consulados no admiten el pago con tarjetas de crédito? ¿Por qué casi nunca tienen cambio para devolver? ¿Por qué en muchos casos ni siquiera se dignan en entregarte, como es ley, un recibo de pago por las transacciones que realizaste, ya sea una remesa, un cambio de moneda, un pago por servicio, producto o bienes?

Una situación difícil de muchos dominicanos en el extranjero, específicamente en Europa, cuando muere un pariente, amigo, allegado, en donde los dolientes cuentan con las facilidades   económicas para la repatriación del cadáver. Además de la burocracia, del papeleo, de las demoras que se permiten las autoridades dominicanas, encima del dolor de una pérdida humana, los costos para este trámite sobrepasan los 5 y hasta 6 mil euros. Y no existe un plan de ayuda eficiente que desde la Cancillería pudiera aliviar la carga de los deudos. A esto se le añade la falta de representación que experimenta la diáspora dominicana, específicamente en Europa, tanto de las autoridades diplomáticas, como de los legisladores dominicanos posicionados en calidad de diputados nacionales en Ultramar.

Estos últimos no logran “arrancar”, no han establecido posicionamiento en cuanto a las problemáticas que viven los dominicanos radicados en Europa, más significativamente en España, la Madre Patria; ni mucho menos interactúan con sus compatriotas, como debiera ser, ser voces de los criollos fuera de casa; no se comunican con la comunidad dominicana.

Además, como representantes nuestros, no hacen opinión pública sobre los temas que se debaten en la República Dominicana, y que son de interés para la diáspora, ya que repercuten de algún modo en los dominicanos que residimos fuera del territorio nacional.

Sería justo, necesario, importante que, no a nosotros como simple ciudadano, sino a la comunidad dominicana fuera de la isla, el diputado peledeísta de ultramar, Marcos Cross, alternara su opinión sobre temas nacionales que nos competen, como la escalada preocupante de la corrupción, impunidad, violencia y delincuencia que padece nuestra Quisqueya.

En nuestras reflexiones, fruto de nuestras preocupaciones por el país, nos surgen cuestionantes hacia la diputada perredeísta Annie Báez, con relación a las altas tasas consulares que pagan nuestra gente en Europa ¿Por qué ese silencio que preocupa ante el anteproyecto de ley de partidos y régimen electoral? ¿Cuál es su opinión ante otros temas nacionales que interesan a los dominicanos en el extranjero? Y ya que es del partido que dirige el Ministerio de Relaciones Exteriores ¿Qué medidas está tomando la Cancillería para defender el derecho de la diáspora en cuanto a los servicios que procura en las embajadas y consulados?

Fácilmente, un gran porcentaje de dominicanos en España desconoce quiénes son sus diputados nacionales; a quienes se les vio en campaña electoral, y luego, nada que ver. Su participación es prácticamente nula, para no decir que es cero.

Por lo que, tanto en muchos consulados, como en las autoridades legislativas que nos “representan” en Europa, reina un silencio cómplice que oculta deficiencia administrativa y muestra ampliamente indiferencia ante lo que deberían ser sus obligaciones, por lo que fueron designados o elegidos.

La situación es lamentable. Y se debe, entre otros factores, a que carecemos de diputados de ultramar en Europa que hayan nacido de las filas del Partido Revolucionario Moderno, PRM, que les duela esta y cualquier otra situación. Eso podría explicar muchas cosas.

Ojalá que al irnos incorporando a los movimientos civiles que nos traen las convenciones del PRM en todas las ciudades del mundo con alta presencia de dominicanos, nos mueva la firme decisión de provocar los cambios que necesita nuestra nación, para que la diáspora tenga reales representantes que se conduelan por todos.

Antonio Gómez Peña.-

FACEBOOKhttp://ow.ly/AR3Dn
INSTAGRAM
@gomezant
TWITTER
@gomezant
EMAIL:
agomezprensa@gmail.com

VAMOS A LA CONVENCIÓN

octubre 11, 2017 § Deja un comentario

Vote Stock Image

El derecho a elegir y a ser elegido es un derecho fundamental, inalienable, tan vital en la vida social del hombre como cualquier otro, porque en ese ejercicio está en juego el futuro suyo y el de una determinada sociedad, y por ende, de la humanidad.

Nuestro país, aunque quizás de manera algo apresurada, ha iniciado el proceso electoral con miras al 2020, cuando apenas acaba de pasar el primer año del presente período presidencial. Pero en parte ayudaría desde ya a iniciar el camino que necesita nuestra nación hacia verdaderos cambios.

El Partido Revolucionario Moderno, PRM, que desde sus orígenes ha surgido como la mayor fuerza de oposición al “régimen peledeísta”, y por lo tanto la opción preferencial de la población para las transformaciones sociales, políticas y económicas que requiere la República, ha iniciado ya los movimientos para articular estos cambios.

Desde febrero hasta fines de junio de este año, los directivos del PRM concentraron sus trabajos internos en la verificación y reestructuración de todos los organismos de dirección del partido en el país y en el extranjero.

Por lo que se hace necesario, urgente, sumarnos a esta dialéctica social, e integrarnos a la próxima convención, ya que reviste de gran importancia la elección de los hombres y mujeres que junto a la nación propicien una feroz derrota al continuismo morado que solo ha sabido mantener estancado el progreso de la mayoría de los dominicanos.

Según publicó el analista político Antonio Almonte, en el diario El Nacional (20 de agosto, 2017), “fruto de ese trabajo puede afirmarse que el PRM cuenta con una estructura política básica integrada por organismos activos en cada rincón del territorio nacional”.

Ahora, el PRM ha entrado en la segunda fase de su estrategia organizativa, inaugurando el Programa de Registro de Militantes (PREMIL), dirigido a inscribir (y reinscribir) de manera presencial en cada comunidad a todos sus militantes y, también, a ciudadanos interesados en formar parte del Partido.

Antonio Gómez Peña.-

FACEBOOKhttp://ow.ly/AR3Dn
INSTAGRAM
@gomezant
TWITTER
@gomezant
EMAIL:
agomezprensa@gmail.com

SOBRE LA LEY DE PARTIDOS

octubre 3, 2017 § Deja un comentario

Group of Human Arms Raised with Concrete Wall

Hace unos años atrás, más de una década incluso, se viene “sazonando” la aprobación de la Ley de Partidos y Agrupaciones políticas, sin que a la fecha las tantas y tantas legislaturas pasadas hayan hecho algo por este importante instrumento jurídico que de una vez por todas reorganizaría el sistema político de nuestro país.

Pudiera ser falta de voluntad política de nuestros líderes, ante el miedo de quedar evidenciados del mal manejo que ha llevado nuestra política en los últimos años; o quizás por falta de consenso, al querer cada quien hacerse un traje a la medida.

Lo que sí consideramos justo y necesario es que ya es hora de ir adecentando un poco el sistema democrático que nos rige, adaptando la organización política de nuestros partidos a las nuevas tendencias y a la modernidad, como han ido experimentando muchos países de la región y de otras latitudes, de cara a los nuevos tiempos.

No se puede seguir concibiendo que el partido en el poder, sobre todo, siga con la malsana práctica de la compra de votos, como habíamos señalado semanas atrás, ni que los partidos estén recibiendo ayudas económicas de fuentes “extrañas” para alcanzar el poder.

En cuanto a la celebración de convenciones o primarias, ya sean simultáneas o separadas, lo primordial, entre otros elementos, es que cada partido tenga un proceso interno diáfano, con padrones organizados y pulcros, libres de contaminaciones, para que desde el principio de las elecciones internas todo marche de la manera más transparente, y la población deje de menospreciar la clase política, cada vez más desprestigiada.

Cabe destacar que para mejorar las reglas del juego electoral, un punto a tomar en cuenta en esta nueva ley sería crear mecanismos para que el partido en el poder puede ser controlado en su excesiva tendencia de utilizar los recursos del Estado para fines reeleccionistas, además de que se controle el gasto público dentro y fuera de las campañas.

Es preciso que se apruebe cuanto antes esta ley, que busque mejorar los procesos políticos de nuestro país, pero que realmente sean bajo un consenso de todos los sectores de la sociedad, en procura de una mejor nación, pero para todos.

Antonio Gómez Peña.-

FACEBOOKhttp://ow.ly/AR3Dn
INSTAGRAM
@gomezant
TWITTER
@gomezant
EMAIL:
agomezprensa@gmail.com

DERECHO A DECIDIR, EN PAZ.

septiembre 29, 2017 § Deja un comentario

Flags_of_Spain_and_Catalonia_1_x_2_state.svg

España, y sobre todo Cataluña, se enfrentan a uno de sus grandes retos de los últimos años.

En medio de la clásica polémica histórica, se agudizan las vías de diálogo, y eso lo hace todo más difícil, por lo que hoy queremos llamar a la cordura, en medio de los pronunciamientos de unos, las reacciones de otros; y, en algunos casos, la hostilidad y la intolerancia.

Desde la posición de ciudadano comprometido, y como demócrata, estamos a favor del derecho a decidir. Hacemos un llamado al diálogo y a la reflexión. Sabemos que por diversas incoherencias, incomprensión, la falta de diálogo, negociación y pacto, hemos llegado a donde estamos.

Siempre hemos estado de acuerdo con una consulta o referéndum pactado y con garantías; pero, luego entendemos que la situación en que estamos, de alguna manera, nos hace detenernos y meditar en que algunos se quieren aprovechar del sentimiento ciudadano, lo que pudiéramos definir como estrategia de “pescar en río revuelto”.

El referéndum del 1ro de octubre no tiene ningún tipo de garantía, y esto porque no ha sido dialogado, negociado y pactado por el gobierno español y el catalán. Y al no ser avalado por ambas partes, más que avanzar hacia el derecho a decidir, lo que está haciendo es retroceder en ese sentido.

Ambas partes enroscadas descalifican este proceso, no aportando una solución que favorezca ni a España ni a Cataluña, como también se descalifican a ellos mismos para encontrar una solución satisfactoria, pero para todos. Además, el gobierno catalán ha desvirtuado el proceso, queriendo hacer de manera acelerada lo que debió cimentarse en un diálogo comedido y de consultas, propuestas, en lugar de aprovechar el sentimiento de independencia, situación que en estas condiciones no se explica, ni justifica.

En esta crisis que lleva aproximadamente 12 años, el presidente Rajoy, cuando era candidato, manejó con torpeza el tema en Cataluña. Luego siendo presidente, ha abusado de un inmovilismo y silencio sin precedentes. En cambio, el presidente Puigdemont, actúa como el mártir de esta historia.

Es la primera vez que Cataluña y España se enfrentan a una crisis de esta magnitud, por lo que debemos evitar este choque de trenes. Es preciso y urgente ser ecuánimes de ambas partes, y no querer aprovechar esta coyuntura en términos electorales. En estos momentos ya se vice fractura social en Cataluña, y tenemos el temor de que vaya a más, con violencia incluida.

Que cada cual haga valer su voluntad de ir a votar o no, pero con el deber de respetar al otro, dentro del marco de derecho que tenemos todos de vivir en paz.

Antonio Gómez Peña.-

FACEBOOKhttp://ow.ly/AR3Dn
INSTAGRAM
@gomezant
TWITTER
@gomezant
EMAIL:
agomezprensa@gmail.com

SOLIDARIDAD: DOLOR DE UNOS, DOLOR DE TODOS.

septiembre 25, 2017 § 2 comentarios

terremoto-en-mexico-2535105h540 lanacionUn atentado terrorista… Londres, Barcelona, Nueva York.  Un huracán de alta categoría… El Caribe, Miami… Un conflicto armado… Siria, Pakistán, Irak… Un terremoto de gran magnitud… México, Japón, Nueva Zelanda.

No importa si es un fenómeno de la naturaleza, o la crueldad del hombre. En cualquier parte del planeta, por las razones que fuera, hay seres humanos, hermanos nuestros, víctimas de las inclemencias del clima o de sus semejantes, necesitando la ayuda de los demás.

Cada vez se hace más urgente el desprendimiento de los que afectados en menor grado podemos extender una mano solidaria ante el dolor ajeno, que nos es ajeno, es el de nuestro prójimo.

En los últimos días, los medios de comunicación y las redes sociales se han llenado de noticias trágicas, donde se involucran centenares de pérdidas humanas, que deberían, sino tocar nuestras fibras más sensibles de humanos, por lo menos nuestras conciencias como entes sociales.

Bien lo diría un cantautor, “es mi indiferencia parte del problema”.

Basta de quedarnos perplejos ante las realidades y no mover un dedo. Basta ya de tanta indiferencia, porque el sufrimiento del otro no tiene que ver con nuestra persona. Esto hasta que la tragedia llega a nuestra puerta.

“No se ha escrito algo bueno aún que hagan los cobardes”, escuché alguna vez.

Ante tanto sufrimiento a nuestro alrededor, se hace necesario, urgente, deponer las armas de que aquellos no son de mi credo, de que estos no son de mi bandera, de que los otros no son de mi preferencia política o mi condición económica o mi raza.

Vivimos todos bajo un mismo cielo, en una misma casa grande, el mundo, lo que nos hace a todos hermanos; por lo que el dolor del otro debe de ser mi dolor, “hoy por México, el Caribe, mañana por nosotros, por los demás”.

Ante tantas ayudas humanitarias que se desprenden de organizaciones, organismos, entidades, movimientos diversos, personalidades, es justo que nosotros, desde nuestra posición de ciudadanos comprometidos, asumamos nuestro rol de seres realmente “humanos”, que en el amor sincero, desprendido, verdadero, hacia los demás nos distingamos de otros animales.

Dejemos de ver los acontecimientos desde nuestra indiferencia, y unámonos a cualquier iniciativa que procure llevarle aliciente a los que sufren, llevarle agua y gaza, alimentos enlatados, ropa y cariño, oración, sí, oración con las manos llenas de medicina y colchones.

Alguien muy cerca de nosotros está necesitando de nuestro apoyo.

“Cada vez que lo hicieron con uno de estos, lo hicieron conmigo” (Mateo 25, 40).

Antonio Gómez Peña.-

FACEBOOKhttp://ow.ly/AR3Dn
INSTAGRAM
@gomezant
TWITTER
@gomezant
EMAIL
agomezprensa@gmail.com

VENEZUELA. BUSCANDO SOLUCIONES… OJALÁ!

septiembre 24, 2017 § Deja un comentario

1

Desde hace unos años atrás, nuestro hermano país bolivariano de Venezuela viene sufriendo una de sus peores crisis, tanto social como política y económica; quizás peor que en tiempos de dictaduras en los años 70´s y 80´s.

En la búsqueda razonable a la salida a estos conflictos, nuestra casa, República Dominicana, ha querido, en las intenciones de las autoridades, se ha ofrecido a ser sede del diálogo de las partes, el chavismo y la oposición. Algo que saludamos, ya que es propio de los dominicanos, además de ser serviciales y hospitalarios, ser solidarios.

Luego de varios intentos en otros escenarios internacionales, como la OEA, ONU, o la intercesión de El Vaticano, Venezuela, en la piel de sus autoridades y opositores, ha encontrado en nuestro país un espacio para desactivar, si se quiere así, la bomba de tiempo que podría terminar de explosionar a esta sufrida nación sudamericana.

Según ha publicado en esta semana uno de los diarios más antiguos de Santo Domingo, Listín Diario, “las conversaciones avanzan de manera favorable y al parecer, tanto la oposición como el chavismo, están acordando puntos en común en el diálogo; uno de ellos es la conformación de países amigos para que den seguimiento al diálogo de paz que se está llevando a cabo en República Dominicana, y que se reanudará el próximo 27 de este mes”.

Ante esta situación, me nacen tres o cuatro “Ojalá”, que creo justo y necesario, preciso revestirlos de esperanza para todos.

Ojalá que los esfuerzos que se hacen desde República Dominicana no hayan sido un simple populismo del Gobierno, en querer brillar y sacar ventaja política a esta crisis, promocionando sus relaciones públicas a nivel internacional de aparentar interés. Ojalá sean buenas intenciones con mejores resultados para los venezolanos, que bastantes hay en Santo Domingo y otras latitudes, huyendo del terror del país, creando forzosamente una diáspora desesperada.

Ojalá también que las partes venezolanas hayan aprovechado la coyuntura para ponerse en serio y enfrentar el problema de una vez por todas con una real actitud de diálogo, acuerdo y paz, y que los dominicanos no hayamos sido burlados y engañados ante nuestra buena fe.

Y ojalá que las autoridades dominicanas se vean en ese mismo espejo de solidaridad y buenas intenciones, y que sepan construir mecanismos de diálogo para solucionar los problemas internos que hay en casa, escuchando con atención y buenas intenciones de accionar el clamor de la gente, reunida en movimientos, sindicatos u otro tipo de expresión. Que sepan barrer la casa también para los que viven en ella, y no solo ser efectivos mediadores de los que vienen de fuera. Ojalá.

Antonio Gómez Peña.-

FACEBOOKhttp://ow.ly/AR3Dn
INSTAGRAM
@gomezant
TWITTER
@gomezant
EMAIL:
agomezprensa@gmail.com

LECCIONES DE IRMA

septiembre 11, 2017 § 1 comentario

20170907-636403670947658794_20170907074712-kb1G-U431103161372s2C-992x558@LaVanguardia-Web

El paso inclemente, aunque no tan trágico como lo pronosticado, del huracán Irma por territorio dominicano, por las islas del Caribe y la Florida, ha dejado tras de sí una secuela de desastres económicos, daños en infraestructuras, cientos de refugiados y desplazados, y el clásico trauma social que trastorna las vidas cotidianas de todos los dominicanos.

Pero de esta amarga experiencia debemos de sacar conclusiones que nos permitan mejorar como nación. Si es cierto que hemos avanzado a nivel de predicciones y de precaución por la madurez de la ciudadanía y las tecnologías, no es menos cierto que tanto a la población general como a las autoridades nos falta avanzar en otros aspectos.

La desinformación y a veces improvisaciones de algunas entidades del Estado siempre logran ponerse de manifiesto en estos casos, provocando confusión e incertidumbre en la sociedad.

Asimismo, el manejo demagógico de muchos funcionarios, que quieren potencializar estas tragedias, politizándolas con fines de publicitar al Gobierno, y que en medios de comunicación asumen posturas paternalistas, que no llegan a ser soluciones para los afectados, como ha sido el caso de varias provincias del norte del país, por donde no pasaron las autoridades (Comedores Económicos, Plan Social, Gobernadores civiles, autoridades municipales, Obras Públicas, acueductos), a auxiliar a los desprotegidos.

Además de una actitud de responsabilidad social en cada ciudadano, en velar por la vida suya y de los suyos, de ir en apoyo a las iniciativas de los organismos de socorro, y obedecer las instrucciones, se hace necesario que el Gobierno sea el primero en poner el ejemplo, y asistir realmente a los necesitados.

Y que no esperen a estos eventos para querer lucir su asistencialismo, y que al volver la calma, vayan en auxilio de los que viven en situaciones vulnerables, y así ahorrarles el mismo tormento cuando vuelva otra tormenta.

Ojalá unos y otros, los ciudadanos y las autoridades, sepamos leer entre líneas, y tomemos la experiencia como lección para futuros casos, para crear las condiciones de una vida más digna, pero para todos.

Antonio Gómez Peña.-

FACEBOOKhttp://ow.ly/AR3Dn
INSTAGRAM
@gomezant
TWITTER
@gomezant
EMAIL:
agomezprensa@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: